De 5 balazos matan a soldado


Róger Hernán Cárdenas Miranda tenía 20 años, en un mes iba a regresar al Ejército, pero ahora está muerto.
Un tiro en el cuello y cuatro más en el pecho acabaron con su vida a pocos metros de su casa, en Las Delicias.

De los asesinos sólo se sabe que eran tres y que entre ellos había un hombre de bigote que también hirió al amigo del ex militar.
“LO RELLENARON DE PLOMO”
Parecía un sábado como muchos otros, un sábado tranquilo para los vecinos del balneario Las Delicias, pero no lo fue. A las 9 p.m. el miedo se apoderó de todos.

“Estaba en mi casa cuando escuché varias disparos, primero creí que eran cohetes”, dice Augusto Chimbor, uno de los vecinos de la calle Alfonso Ugarte.

Por un momento dudó en salir a la calle, al final se decidió a hacerlo; su atrevimiento lo dejó aterrado. “Mi primo estaba en el suelo, lo habían rellenado de plomo”, recuerda con frialdad, como tratando de disimular su pena.

Su primo Róger Hernán Cárdenas Miranda, sin embargo, no era el único que yacía en el suelo, a su costado estaba Luis Fernando Serín Julca, su amigo, retorciéndose de dolor.

Ambos fueron llevados a toda prisa al centro de salud de Moche, pero sólo Luis Fernando sobrevivió. Al militar le apagaron la existencia los balazos que recibió en el cuello y el pecho. Murió a las 2 a.m. cuando los médicos intentaban salvarle la vida en la sala de operaciones del hospital Belén.

DISCUTIÓ CON ASESINOS
Augusto Chimbor dice no saber por qué mataron a su primo. Lo mismo repite Rosa Miranda, madre del militar, y todos sus familiares.

No obstante, la ferocidad con la que lo mandaron a la tumba revelaría que se trató de una venganza a manos de una persona a la que Róger Cárdenas Miranda conocía.

“Los que vieron el crimen cuentan que los tres asesinos conversaron con mi primo, discutieron en realidad y luego le dispararon”, dice Augusto Chimbor.

¿Qué le reclamaban estos asesinos y por qué lo asesinaron? Nadie lo sabe todavía, el único que podría dar una pista es Luis Fernando Serín quien estaba al costado del militar cuando lo acribillaron. Pero este muchacho de 17 años sigue grave en el hospital Víctor Lazarte Echegaray.

De acuerdo a la secuencia de los hechos narrados por los vecinos y familiares del victimado ex militar, el crimen se perpetró a las 9 p.m.

Apenas una hora antes, Róger Cárdenas Miranda salió de su casa en la cuadra 2 de la calle Alfonso Ugarte para encontrarse con su amigo Luis Fernando Serín.

Ambos se encontraron en la esquina y se sentaron en la vereda a conversar.

En eso estaban cuando se les aproximó un taxi modelo tico del que bajaron tres hombres: uno de más o menos 20 años y los otros dos algo mayores, uno de ellos con bigote.

Caminaron decididos hacia el ex soldado del Ejército Peruano quien al parecer los conocía pues no huyó al verlos.
Ya cuando estaban cara a cara, los tres criminales empezaron a discutir y reclamarle a Róger Cárdenas quien no se intimidó. Su osadía, sin embargo, le costó caro.

Al no lograr que les responda lo que querían, los tres criminales montaron en furia, sacaron de entre sus ropas pistolas y, como dice Augusto Chimbor, “lo rellenaron de plomo”.

Luis Fernando Serín Julca trató de correr, primero para escapar y luego para pedir ayuda, pero dos balazos en la pierna y la cadera lo inmovilizaron. Ambos quedaron tendidos en el suelo.

Hoy, Rosa Miranda llora la muerte del mayor de sus hijos. Era el único que lo ayudaba a mantener a su familia que habita en una precaria casa de paredes de adobe y techo de esteras.

“Hasta hace un año estuvo en el cuartel, pero salió por problemas de salud. Me había dicho que el otro mes iba a regresar al Ejército porque ya se sentía mejor. Ahora me quedo sola con mi hijo de 17 años”, dice entre lágrimas mientras exige lo que todos los deudos de los asesinados reclaman: Justicia.
Satelite
De 5 balazos matan a soldado De 5 balazos matan a soldado Reviewed by Trujillo Peru on abril 29, 2013 Rating: 5

No hay comentarios:

COMENTAR EN FACEBOOK:

Con la tecnología de Blogger.