Por 5 mil soles mataban cabecillas de bandas delincuenciales

Entre 3,500 y 5,000 mil soles es lo que cobraban los sicarios de 16 y 17años, amigos de la “Gringasha”, por asesinar a una persona. El precio más alto es lo que exigían por la cabeza de los cabecillas.

Así lo confesaron en un video grabado por la policía al ser atrapados en su guarida, un viejo hostal de la playa Buenos Aires, donde planeaban sus crímenes junto a “Los malditos de Vista Alegre”.

Revelaron además que “Cailengo” y el “Shingo”, líderes de “Los 80”, no fueron sus únicas víctimas; el asesinato del taxista baleado la semana pasada frente a la Plaza de Toros también fue obra suya.

Ante tan graves acusaciones y al haber sido capturados con armas de guerra, ayer fueron encerrados en la ex Floresta donde esperarán su juicio.

VIDEO REVELADOR

A pesar de tener 16 y 17 años de edad, J.R.G.R. alias “Negrasho” y D.A.N.U. alias “Calinasho”, son expertos en el asesinato a sangre fría.

Como lo informó Satélite, ambos fueron atrapados la noche del domingo junto a Arturo André Calderón Vallejos, de 22 años, alias “Andi” y Ricardo Paolo Ruíz Delgado, de 19 años, alias “Pilo”.

Todos estaban escondidos en su guarida, un viejo inmueble con fachada de hostal ubicado en el jirón Colón N° 925 de Buenos Aires Norte, frente a la playa. Hasta allí llegaron los detectives de la comisaría de Buenos Aires para echarles el guante pues tenían información que se trataba de un grupo de asesinos a sueldo. Y no se equivocaron.

Dentro del falso hostal encontraron una moto sin placa, droga y dos pistolas CZ 83 Brouning Court con número de serie A301365 y A413700. Se trata de armas de guerra cuya tenencia y posesión está prohibida para civiles.

“Calinasho”, “Negrasho”, “Andi” y “Pilo”, este último cabecilla de la banda “Los malditos de Vista Alegre”, fueron esposados y cuando eran sacados del inmueble apareció un Toyota Yaris color negro cuyos ocupantes abrieron fuego contra la policía.

Tras el tiroteo y la fuga del auto, la policía llevó a los detenidos a la comisaría de Buenos Aires y después al Complejo Policial de San Andrés.

Al verse perdidos, los dos menores confesaron ser sicarios. Esta revelación y todo el interrogatorio fue grabado por la policía en un video casero al que Satélite tuvo acceso y que se ha convertido en la pista para resolver varios crímenes que se mantenían impunes y  bajo la sombra del misterio.

LAS CONFESIONES
DEL SICARIO

Cuando los policías preguntaron por la identidad de quienes les dispararon desde el Toyota Yaris color negro, “Calinasho” dijo que solo sabía que la “Gringasha” viajaba allí porque había quedado en ir a verlo dejando entrever que ambos mantienen una relación sentimental.

También dijo que estaba en la guarida desde el jueves de la semana pasada esperando el momento preciso para aniquilar a Franco Staly Santos Espinoza, alias “Gordo Staly”, a cambio de 3,500 soles.

“Calinasho”, quien ya estuvo en la Floresta de donde salió el 31 de enero de este año con libertad restringida, no tuvo reparos en confesar que fue contratado por Ricardo Paolo Ruíz Delgado, alias “Pilo”, quien de esta manera quería vengarse por el ataque que hoy lo obliga a caminar con muletas.

La policía continuó preguntando y el sicario de 17 años siguió respondiendo con frialdad. Dijo que pertenece a la banda “La Jauría” y que por cada crimen cobraba 3,500 soles. Sin embargo, aclaró que si se trataba de matar a un cabecilla de banda exigía el pago adelantado de 5,000 soles.

Eso es lo que le pagaron por rellenar de plomo y mandar a la tumba a Eulogio Ramiro Espejo Abanto, alias ‘Cailengo’, cabecilla de ‘Los 80’ y a Julio Walter Rodríguez Miñano, alias ‘Shingo’, líder de otra de las facciones de la misma banda.

Como se sabe, “Cailengo” fue acribillado el 21 de mayo en el jirón Estete del centro de Trujillo cuando iba en su camioneta con un amigo quien también terminó muerto. En tanto a “Shingo” lo mataron el 29 de abril, en la puerta de su casa de Florencia de Mora, junto a su vecino.

“Calinasho” aceptó también su participación en el asesinato de la comerciante Juana Margarita Castillo Rodríguez a quien le dieron tres balazos cuando abría su puesto de plátanos en La Hermelinda, el 15 de septiembre.

Sobre este homicidio dijo que quien apretó el gatillo fue su amigo “Miky”, un niño de 14 años que escapó a Chile.

El último crimen en el que confesó estar involucrado es el que ocurrió la semana pasada en la avenida España, frente a la Plaza de Toros, que cobró la vida del taxista Paulo César Liñán Ramírez, de 27 años, conocido como “Pie Grande” o “El Grande”.  En cuanto a las pistolas de guerra que se encontraron en su guarida, dijo que las compraron en La Parada de Lima a donde viajan con frecuencia para abastecerse de armamento.

Para la policía, estos son sólo algunos de los crímenes en los que ambos sicarios están involucrados pues también se les sindica como autores del asesinato de un colombiano en Buenos Aires Sur hace dos meses.

Al no quedar duda de su peligrosidad, la doctora Karla Carrión Nevado, fiscal de la Cuarta Fiscalía de Familia, ordenó sean internados en el Centro de Diagnóstico y Rehabilitación de Trujillo, ex Floresta, por los delitos de asociación ilícita para delinquir y contra la seguridad pública en las modalidades de tenencia ilegal de armas de fuego y tráfico ilícito de drogas. (Satelite)
Por 5 mil soles mataban cabecillas de bandas delincuenciales Por 5 mil soles mataban cabecillas de bandas delincuenciales Reviewed by Trujillo Peru on octubre 24, 2013 Rating: 5

No hay comentarios:

COMENTAR EN FACEBOOK:

Con la tecnología de Blogger.