Trujillo: Bullying deja grave a niño de 12 años

Un indefenso niño de apenas 12 años de edad está grave en el hospital Belén por culpa del acoso escolar o también llamado “bullying”.

Sucede que uno de sus compañeros de colegio que lo insultaba y lo golpeaba a diario, le pateó muy fuerte en los genitales ocasionándole una grave lesión.

Durante varios meses el menor no dijo nada por miedo, pero hace pocos días el intenso dolor lo llevó hasta el médico quien descubrió que tenía toda la zona del vientre gangrenada.

Ahora necesita ser sometido a varias operaciones para salir del estado crítico. Es por eso que su padre, un hombre que sobrevive con el oficio de albañil o pintor, pide que todos lo ayuden.

EL PECADO DE SER GORDITO

El drama de este menor –cuya identidad nos reservamos por su seguridad—se inició en agosto con una de las tantas golpizas que recibía a diario en el colegio particular “Juan Pablo” ubicado en plena plaza de armas de El Milagro, al costado del templo.

Como de costumbre, al llegar a sus clases del primer año de secundaria algunos de sus amigos lo sometían a los más crueles insultos y hasta la emprendían a golpes. Su único pecado era ser el “gordito” del salón de clases.

En una de estas tantas palizas, uno de sus compañeros le propinó tremenda patada en los genitales. A pesar del profundo dolor que le causó, no dijo nada a sus profesores –como en todas las anteriores ocasiones—, tampoco se lo contó a su padre Eder Gonzalo Reyna Gómez.

“Mi hijo siempre ha sido callado, bastante tímido. Yo le preguntaba cómo iba en el colegio y me decía que bien. Le preguntaba si acaso lo golpeaban por ser gordito. Todos sabemos que los gorditos muchas veces son cogidos de punto, pero me decía que no, que todo normal, pero ya notaba algo extraño en él”, recordó este hombre de 35 años.

Hasta la semana pasada, el menor guardó el secreto, pero el primer domingo de este año no soportó más y se empezó a quejar de fuertes dolores en el vientre. “Días antes le había dicho a mi mamá, o sea a su abuelita, que le compré unas pastillas. Yo pensaba que no era nada grave, pero el dolor se hizo más intenso”.

El menor ya casi no podía caminar. Le preguntaban una y otra vez qué le pasaba, pero seguía callado. Como tampoco tenían dinero, no lo llevaron al médico.

Aquel domingo, mientras el dolor crecía, su tía se ofreció a bañarlo. Y es en ese momento que descubre que tenía la zona del vientre y los genitales de un color negro intenso.

“Eran las 6 de la tarde cuando mi hermana me llamó y me dijo que mi hijo estaba mal y que lo iban a llevar al médico. Yo estaba en Lima, prácticamente radico allá. Lo que pasa es que como no tengo trabajo fijo aquí (Trujillo), viajo para pintar paredes, para construir veredas, en lo que sea me meto. Su mamá nos abandonó, así que mi hijo vive con mis padres en El Milagro, mientras yo trabajo en Lima”, contó Eder Reyna.

Desesperado y sin dinero, le contó lo que sucedía a sus amigos y estos le prestaron algunos billetes para que compre su pasaje y venga a Trujillo donde descubrió que el estado de salud de su único hijo era más grave de lo que creía.

NECESITA 5 OPERACIONES

El lunes, Eder Reyna Gómez llegó y de inmediato fue a la sala de cirugía del hospital Belén donde estaba internado su hijo. “El doctor me dijo que lo que tenía era gangrena y que tuvieron que operarlo de emergencia porque si no se podía morir. Cuando fui a verlo me contó que le habían pegado en el colegio, que fue un niño el que lo golpeo, un niño que siempre le pegaba y lo pateaba. Por eso ha sido todo”, dice sin poder contener las lágrimas.

Al respecto del estado de salud del menor, el doctor Alfredo Triveño Rodríguez, jefe del Departamento de Cirugía del hospital Belén, informó que el menor padece un cuadro de “gangrena fournier”. Se trata de una fascitis necronizante tipo I que afecta a hombres y mujeres en cualquier edad y que se origina por una infección de la región perineal, perianal, genital y del tercio inferior del abdomen; es decir, que va desde el ano hasta el periné, incluyendo escroto, pene y la pared abdominal (flemón perineal) y puede propagarse hasta la clavícula.

“Es una infección muy fuerte, severa. Necesita un tratamiento muy delicado y de todos los días. El menor va a requerir estar aquí (en el hospital) por lo menos un mes más para todos sus controles. Estimo también que se van a necesitar otras cinco operaciones para que pueda recuperarse, incluso un injerto de piel”, explicó.

“Hay esperanzas de que todo salga bien con mi hijo, pero ahora no tengo dinero. Por eso solicito un apoyo. No tengo seguro, además el SIS (Seguro Integral de Salud) tampoco cubre la enfermedad de mi hijo. Lo que tiene es muy delicado, prácticamente sus genitales están en el aire. Hasta hoy ya debo como 1,500 soles, y todos los días se necesita más medicina. No sé qué hacer, por eso pido que me apoyen, por favor. En cuanto a los culpables de lo que le sucede a mi hijo, no les deseo el mal, tampoco los voy a denunciar, ya el de arriba se encargará”, finalizó.

Las personas de buen corazón que quieran ayudar a este menor pueden comunicarse al 480200 anexo 134 de la oficina de Relaciones Pública del hospital Belén. Satelite
Trujillo: Bullying deja grave a niño de 12 años Trujillo: Bullying deja grave a niño de 12 años Reviewed by Trujillo Peru on enero 15, 2015 Rating: 5

No hay comentarios:

COMENTAR EN FACEBOOK:

Con la tecnología de Blogger.