Trujillo: niña de dos años falleció tras mordedura de perro

El Día de la Madre no volverá a ser una fecha especial para los Gamboa Lázaro. Y esto se debe a que, faltando pocas horas para la celebración, la menor de la familia, una bebé de apenas 1 año de nacida, falleció trágicamente luego que un enfurecido perro le mordiera con salvajismo la cabeza.

FEROZ ATAQUE


La triste historia comenzó tres días atrás. El último viernes, en el humilde sector de San Carlos, distrito de Laredo, mientras los adultos terminaban de almorzar, los hijos de los Gamboa Lázaro, junto a otros primitos, decidieron jugar con el perro de una tía que vive al frente de su casa. Jamás imaginaron que minutos después el animal respondería con su instinto más salvaje y desencadenaría un final tan horrendo como triste.

El can estaba atado a un árbol, en un corral de la parte trasera de la vivienda. Al parecer, los pequeños empezaron a jugar con él de una manera muy brusca y no advirtieron el ataque, mucho menos contra la pequeña Daniela, de apenas 1 año y 8 meses de edad, la menor del grupo. Eran las 2 de la tarde.

“Nosotros estábamos terminando de almorzar y los niñitos se fueron a la casa de la tía, para jugar con el perro. Al animalito siempre lo tienen amarrado, no porque sea agresivo, sino para evitar que mate a los cuyes que cría su dueña de nuevo. Parece que han empezado a lanzarle piedras pequeñas y esto lo ha molestado. Daniela estuvo muy cerca y el perro la mordió en la cabeza, en la parte de atrás”, explica una tía de la víctima.

Después de que la mascota se prendiera del cráneo de la bebita, uno de sus primos corrió a auxiliarla. La pequeña se desmayó por la impresión. Los niños dieron aviso a la madre y esta, envuelta en sus lágrimas y la sangre de su hija, la llevó al hospital de Laredo. Allí, al menos, consiguieron reanimarla.

Por la complejidad de las heridas, los médicos del distrito dispusieron su traslado a Trujillo. Entonces, Daniela fue llevada al Hospital Belén, adonde habría ingresado cerca de las 6 de la tarde. Sin embargo, según declararon los familiares, recién a las 8 de la noche la atendieron.

“Al principio no le prestaban atención. En el hospital de Laredo le vendaron la cabeza, para que no sangrara. Por eso, tal vez, los médicos no le tomaron importancia, y solo la tenían con suero. A las 8 empezaron a examinarla y a las 11 de la noche entró a sala de operaciones”, contó el tío de la niña, con tono de desconsuelo.

¿HUBO NEGLIGENCIA?


Según Cecilia Lázaro Quezada, su hija Daniela ingresó a la sala de operaciones a las 11 de la noche del viernes. Una vez culminada la intervención, los médicos le dijeron que no tenía de qué preocuparse, que todo estaba bien y que la bebé se recuperaría del ataque del perro.

La mujer, naturalmente, se quedó tranquila con la respuesta de los especialistas. Pero al día siguiente la historia tendría un desenlace aterrador, pues cerca del mediodía, la pequeña falleció por un supuesto infarto.

“La mañana del sábado, ni a mí ni a ninguno de mis familiares nos dejaron entrar para ver a mi hija. Decían que no se podía, que entráramos después, que estaban atendiendo a mi niña. Nosotros sentimos que algo estaba mal y, después de tanto insistir y amenazarlos con una demanda, me dejaron verla. Me acerqué a mi hija y su cuerpito estaba frío. Yo les dije esto a los doctores. Después, cuando supuestamente la íbamos a llevar a Tomonorte para que le saquen unas tomografías, nos dijeron que le había dado un ataque y que había muerto”, dijo la madre.

Conforme al parte policial, fue el médico cirujano pediatra Vladimir Velásquez quien atendió a la niña y el responsable de su intervención. El mismo atestado informa que la niña falleció por una anemia causada por la pérdida de sangre (shock hipovolémico).

Los familiares de la menor fallecida coinciden en que hubo desatención del equipo médico que se encargó de atender a la bebé herida. “De haber actuado rápido, de prestarle atención, otra sería la historia”, dijo una tía.

Con respecto al perro, la madre de la niña dice que será sacrificado para evitar que en el futuro pueda atacar a cualquiera de sus otros tres hijos que le quedan.

PAPÁ AÚN NO SE ENTERA    


Es una lástima que el drama no termine acá. Para infortunio, el padre de la criatura fallecida aún no sabe nada, pues él está trabajando en Ayacucho, en una zona adonde la señal telefónica no llega.

“Mi esposo hace 15 días se fue a Ayacucho, para trabajar con una constructora. Días atrás me llamó por última vez, para decirme que se iba más adentro, a una obra, en un lugar donde no llega la señal. Yo he intentado comunicarme con él, para contarle, pero no se puede. ¿Cómo le voy a decir ahora que su hijita se ha muerto?”, dijo entre llantos la mujer que se vio obligada a pasar su día a las afueras de una morgue, esperando a que le entreguen el cadáver de su bebita. Satelite
Trujillo: niña de dos años falleció tras mordedura de perro Trujillo: niña de dos años falleció tras mordedura de perro Reviewed by Trujillo Peru on mayo 11, 2015 Rating: 5

No hay comentarios:

COMENTAR EN FACEBOOK:

Con la tecnología de Blogger.